Caminos cruzados.

Sonrió mientras observaba su rostro en el espejo, aún tendría que acostumbrarse a ese cuerpo pero no tenía queja. El rostro joven de delicadas facciones esbozó una maliciosa sonrisa rompiendo el encanto por un momento de la ilusión inocente de la muchacha. Suspiró entrecerrando los ojos mientras recordaba cómo había conseguido sus objetivos, ese joven... Leer más →

Mañana, será otro día.

El olor del hospital se le antojaba insoportable, llevaba ya un año entrando y saliendo del mismo, entre visitas a los especialistas, visitas a urgencias, visitas de control... estaba cansada y dolorida. Se hizo un ovillo apoyando la cabeza en el hombro de su madre que la miraba preocupada, nuevamente habían tenido que salir en... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑